Una vez que las paredes estén enlucidas y los suelos embaldosados, será mucho más difícil tender cables y añadir tuberías. Ahórrate el polvo y las molestias teniendo en cuenta algunos elementos muy prácticos (y que a menudo se pasan por alto) que puedes añadir antes de llegar a las fases finales de tu proyecto de construcción. 

Esos agujeritos son sensores de luz que encienden y apagan automáticamente las luces del jardín y del estanque para crear ambiente, seguridad o ambas cosas.

Iluminación con sensores de luz: Es inteligente tener luces que se encienden solas cuando se pone el sol. Al estar en casa, es por comodidad. Al estar fuera, por seguridad. Pon luces en las plantas, los árboles y las paredes, y otro juego de luces para el estanque o la fuente de agua. Incluye luces en las puertas, sobre todo en los lugares en los que tengas que buscar las llaves. Puedes colocar pequeños sensores en cualquier lugar donde dé el sol. 

Instalar los cables de los altavoces mientras construía le ahorró al propietario algunos dolores de cabeza cuando finalmente instaló un sistema de música.

Altavoces empotrados: Planifica tus altavoces de pared para poder llenar de sonido tu sala o terrazzo. Evita los antiestéticos cables de los altavoces y los cables eléctricos comprando todo con antelación y pasando los cables por las paredes antes de tener que perforar. Los sistemas de música como Bose Soundtouch pueden manejarse a través de tu smartphone. 

WiFi: Una vez levantadas las paredes y protegida la casa, casi nunca es demasiado pronto para instalar el módem y, si tienes una casa más grande, una red de routers. Asegúrate de que el módem está colocado de forma que su señal pueda captarse en toda la casa, por ejemplo, no en un armario detrás de paredes gruesas. 

Una llave de riego convierte un rincón de la bodega en un armario para el trapeador, manteniendo gran parte del desorden fuera de la vista.

Más tomas de corriente y grifos: Planea ahora para no vivir con cables colgando o arrastrando mangueras de jardín. No importa cuántas tomas de corriente hayas instalado, seguro necesitas más. Vuelve a analizar la distribución de tus muebles. Si todos los enchufes están en la pared, no podrás alimentar una batidora en la isla de la cocina, por ejemplo. ¿Y la zona de la lavandería o la bodega tiene un lavabo para el trapeador, o incluso un grifo y un desagüe, para la limpieza más pesada? Asegúrate de que los grifos permitan regar fácilmente las plantas sedientas. 

Una luz de seguridad es útil a lo largo de las escaleras y proporciona un faro hacia dónde necesite ir en medio de la noche.

Luces de seguridad: Las luces LED bajas para pasillos, escaleras o cualquier lugar en el que puedas tropezar o tropezarte en la oscuridad son sencillas de instalar y no son terriblemente caras, a menos que sean una idea de última hora. Para esos viajes en mitad de la noche, una pequeña lámpara junto a la puerta del baño, y otra junto al inodoro, serán de gran ayuda.