Home House Hacks Impermeabilización: Preparándose para la temporada de lluvias

Impermeabilización: Preparándose para la temporada de lluvias

0
Impermeabilización: Preparándose para la temporada de lluvias
The process for waterproofing is fairly quick and simple. Photo: Courtesy.

Al entrar en la temporada de lluvias, y sobre todo después de los aguaceros que tuvimos el año pasado, los yucatecos debemos preparar nuestros hogares.

En el pasado, los techos en Yucatán se trataban con una pasta a base de agua y piedra caliza. Esto puede parecer insuficiente, pero la estructura de los techos era diferente en aquel entonces. Las pendientes y los desagües eran una prioridad al momento de la construcción, mientras que ahora la mayoría de los tejados no tienen la pendiente necesaria para evitar el estancamiento del agua.

Proceso de impermeabilización. Foto: Cortesía.

Para empeorar las cosas, el clima en la península parece ser más extremo cada año. El aumento de temperatura en el estado ha alterado el ciclo de lluvias, lo que significa que las tormentas son más fuertes, y más frecuentes. Esto significa que impermeabilizar nuestras casas es más una necesidad que un lujo. 

Muchos quienes llegan a Mérida están interesados en adquirir casas coloniales, pero la antigüedad de estas propiedades suele traer consigo dificultades a la hora de filtrar el agua.

Mario Sánchez, de la empresa Thermohouse, señala que impermeabilizar la casa ahorra dinero y molestias a largo plazo.

“Las casas coloniales de Mérida son hermosas, pero vienen con su propio set de desafíos”, dice Mario, “En la arquitectura contemporánea, los bajantes internos suelen omitirse u ocultarse por no ser especialmente estéticos”.

Una casa colonial de Mérida, con tejados planos. Foto: Cortesía.

Para complicar aún más la situación, los techos suelen ser planos. Este tipo de diseño requiere sistemas de drenaje más complejos, que hacen que la impermeabilización sea aún más importante.

El proceso de impermeabilización es bastante sencillo. En primer lugar, se debe comprobar que la cubierta está seca, libre de residuos, grasa, polvo o cualquier sustancia que pueda impedir la correcta adherencia del material. A continuación, se limpia con un soplador y se aplica una capa de una pulgada de espesor de espuma de poliuretano en toda la superficie del tejado. 

Posteriormente se aplican dos capas de un sellador especial que da a la superficie un aspecto limpio y suave. 

Una casa de 110 metros cuadrados se puede impermeabilizar en cuatro o cinco horas, incluyendo la preparación y los acabados.

Material de impermeabilización aplicado en la superficie del tejado. Foto: Cortesía.

Mario explica que los sistemas de impermeabilización cumplen una doble función. Cuando se aplican correctamente, generan un efecto invernadero que refleja el calor y ayuda a mantener una temperatura agradable en el interior. 

Anima a los propietarios a pensar en la impermeabilización como una inversión importante para sus casas, y aconseja a los clientes que no esperen hasta el comienzo de la temporada de lluvias, ya que las condiciones no siempre son ideales para su aplicación durante esta época del año. 

“No podemos tener goteras en ningún espacio de la casa”, dice. “No es sólo por comodidad, sino también por seguridad”.

Thermohouse se encuentra en la Calle 19 # 101 A x 20 y 22 Col. Centro.