Algunos de quienes nos consideramos entusiastas del diseño tenemos una debilidad por los muebles antiguos. Hay algo en su resistencia y en las marcas que les quedan como testimonio del tiempo. Por suerte para quienes habitamos en Mérida, la restauración de muebles en Yucatán es más popular que nunca.

Como dijo Yves Saint Laurent, las modas se desvanecen, pero el estilo es eterno. Como concepto y palabra, “eterno” inspiró a Daniel Góngora y Emmanuel Torres a iniciar “Ser Eterno”, una tienda de muebles restaurados en Mérida.

Baúl taburete, restaurado
Baúl taburete, restaurado por Ser Eterno. Foto: Ser Eterno.

Ambos trabajan en el campo del diseño, Daniel como diseñador gráfico y Emmanuel como arquitecto. Inspirados por Casa Mo, una tienda de muebles antiguos en Mérida, empezaron a buscar piezas olvidadas en la ciudad y a explorar las posibilidades que ofrecían.

Maceta antigua.
Maceta antigua. Foto: Ser Eterno.

“Queríamos entrar en el mercado de los muebles de segunda mano con piezas que fueran accesibles para un público amplio”, dice Daniel. 

La pareja ha desarrollado la habilidad de visualizar espacios y piezas de mobiliario en conjunto, mucho antes de que se inicie la restauración. Su estilo busca mantener la esencia original de cada pieza mientras deja las marcas de sus vidas pasadas. 

“Que una pieza sea vieja no significa que tenga que ser desechada, es muy divertido dar nueva vida a piezas antiguas”, dice Daniel.

Comenzaron su negocio en 2020, y su primera restauración fue un viejo reloj.

Reloj alemán Kundo.
Reloj alemán Kundo. Foto: Ser Eterno.

“Esa fue la pieza que realmente nos hizo cambiar de página. Emmanuel lo encontró en una boutique de segunda mano, había pertenecido al abuelo del dueño. Sabíamos que sería caro de arreglar, pero desde el primer momento en que lo vimos pudimos reconocer que era algo especial.”

La filosofía de Ser Eterno es restaurar cualquier daño en los muebles, manteniendo un aspecto semidetallado.

“Principalmente restauramos los tejidos, aplicamos pintura y barniz nuevos, pero nos esforzamos por no estropear la esencia de cada pieza. No queremos que parezcan 100% nuevas, nos gusta que los muebles se sientan vividos”.

Detalle de sillas modernas.
Detalle de sillas modernas. Foto: Ser Eterno.

En la actualidad, venden sus piezas restauradas en las redes sociales y en uno que otro bazar de segunda mano. Ambos disfrutan de pasear por la ciudad y encontrarse con nuevos proyectos, ya sea en tiendas o en alguna esquina. 

Cuando se trata de mantener sus propios muebles antiguos, Daniel opina que lo mejor es un toque ligero.

Silla mecedora restaurada.
Silla mecedora restaurada. Foto: Ser Eterno.

“Tenemos que trabajar con lo que tenemos”, dice Daniel. “Ignorar los muebles los deteriora más que el desgaste. En un lugar tan húmedo como Yucatán hay que tener en cuenta los cuidados necesarios para cada material. Hay que aceitar los muebles de madera y pulir las piezas de acero. Pero lo más importante es disfrutar de tus muebles. Es lo que los mantiene vivos”.

Mira Ser Eterno en Instagram. Contacta a Daniel en el número 9994859455.